Noticias

Noticias

  • Compartir:
Noticias

Hasta mil embarcaciones diarias se desplazan en zonas de alimentaci贸n de ballenas azules en la Patagonia norte

1 de Febrero de 2021

Investigaci贸n cient铆fica revela amenaza de colisiones con cet谩ceos en uno de los principales lugares de alimentaci贸n de ballenas del Pac铆fico Sur Oriental. Seg煤n datos de tr谩fico de embarcaciones, cerca del 83% del total de las embarcaciones diarias corresponden a operaci贸n de la industria acu铆cola extensamente desarrollada en la zona, lo que amenaza la conservaci贸n de esta especie clasificada como "En Peligro" de extinci贸n.

Vea la animaci贸n realizada a聽partir de datos satelitales para demostrar las dificultades de una ballena azul al desplazarse en una zona con alto tra虂fico de embarcaciones (el punto azul 馃數 es una ballena tratando de cumplir la difi虂cil misio虂n de alimentarse) Acceso a Animaci贸n.

驴D贸nde se alimentan las ballenas azules? Para saberlo, hay que seguirlas y saber d贸nde est谩n. Eso precisamente ha hecho el grupo de cient铆ficos del Centro Ballena Azul y de la Universidad Austral de Chile por casi 20 a帽os en el mar de la patagonia norte. Primero descubrieron que el mar interior de Chilo茅 y el archipi茅lago de los Chonos eran lugares donde las ballenas vienen en los veranos y oto帽o de cada a帽o a alimentarse y a cuidar sus cr铆as en sus primeros meses de vida.

Luego, a帽o tras a帽o conocieron un poco m谩s de sus desplazamientos y, muy pronto, gracias a este conocimiento, fueron capaces de ir a lugares donde con mayor probabilidad se encontrar铆an con el animal m谩s grande del mundo. Esto les permiti贸 desarrollar un sistema de monitoreo pionero en esta parte del mundo, ya que lograron aplicar instrumentos de posicionamiento satelital a m谩s de veinte ballenas que, desde entonces, han entregado informaci贸n valios铆sima acerca de su comportamiento, desplazamiento, rutas y destinos migratorios.

Pero tambi茅n les est谩 ayudando a entender el tipo y magnitud de las amenazas a su conservaci贸n.

De ello trata un trabajo cient铆fico publicado esta semana en la revista Scientific Reports de la prestigiosa editorial Nature. El paper titulado 鈥淒efiniendo 谩reas prioritarias para la conservaci贸n de la ballena azul e investigando la superposici贸n con el tr谩fico de embarcaciones en la Patagonia chilena, utilizando un modelo de movimiento de ajuste r谩pido (T铆tulo original: Defining priority areas for blue whale conservation and investigating overlap with vessel traffic in Chilean Patagonia, using a fast-fitting movement model), describe un hallazgo preocupante: entre Puerto Montt y Taitao, lugares preferidos por las ballenas azules para alimentarse, se registra un tr谩fico que puede llegar diariamente a las mil embarcaciones de todo tipo, y de ellas, hasta 700 corresponden a embarcaciones asociadas a la actividad acu铆cola ampliamente diseminada en la zona.

El Dr. Luis Bedri帽ana-Romano, autor principal del trabajo, dice que estos datos son muy alarmantes. 鈥淪abemos d贸nde est谩n las ballenas, pero tambi茅n sabemos que su poblaci贸n total es muy baja en esta zona. De hecho, seg煤n nuestras investigaciones, alcanzar铆an entre 200 y 700 individuos, por lo que cualquier incidente de colisi贸n y muerte de estos animales representa una amenaza real a su conservaci贸n鈥. Sobre esto, el cient铆fico sostiene que seg煤n c谩lculos de su equipo la situaci贸n es tan cr铆tica que 鈥渟i muriera una ballena azul cada dos a帽os por causas antr贸picas, la tasa de recuperaci贸n de la poblaci贸n se ver铆a seriamente afectada y amenazar铆a su recuperaci贸n鈥, advierte.

Esta investigaci贸n consisti贸 en procesar datos hist贸ricos de desplazamiento de ballenas con posicionador satelital, a los que se superpuso la capa de datos de desplazamiento de embarcaciones registradas en SERNAPESCA. 鈥淓stos datos de tr谩fico de embarcaciones -explica el Dr. Bedri帽ana-Romano- est谩n disponibles desde hace menos de un a帽o, gracias a una modificaci贸n legal que promueve la transparencia en el uso de datos para el mejor desarrollo de pol铆ticas p煤blicas, lo que resulta de gran relevancia para nosotros como cient铆ficos鈥.

La alimentaci贸n de la ballena azul es un proceso que requiere destinar grandes cantidades de energ铆a para encontrar y consumir su principal alimento, el kril. El Dr. Hucke-Gaete, coautor del trabajo, investigador asociado del Programa Austral Patagonia y profesor de la Universidad Austral de Chile explica que 鈥渙bservaciones de campo que hemos realizado indican que cuando las ballenas azules comen, pr谩cticamente s贸lo le prestan atenci贸n a esta actividad. Esto las hace m谩s proclives a ser chocadas por embarcaciones y particularmente durante la noche, cuando, seg煤n otras investigaciones, las ballenas se encuentran en promedio m谩s cerca de la superficie producto que su alimento tambi茅n sube a la superficie鈥.

Hucke-Gaete, reconocido especialista en mam铆feros marinos, dice que para que una ballena se alimente adecuadamente deben darse varios factores de gran magnitud y poco frecuentes. 鈥淟as ballenas azules comen krill, animales diminutos presentes en gran parte del oc茅ano. Pero para que la alimentaci贸n sea adecuada debe haber una gran concentraci贸n de estos animalitos, lo que ocurre en lugares puntuales donde hay gran productividad primaria y tambi茅n variaciones de temperatura espec铆ficas (frentes termales) que ayudan a agruparlos鈥.

Esas condiciones se dan en varios lugares de la Patagonia chilena como el Golfo de Ancud, Reloncav铆, en la boca del Canal Moraleda, en la parte oeste de Chilo茅 y, se cree, tambi茅n en la zona de bah铆a Adventure. 鈥淓n estas zonas hay una gran presencia de industria acu铆cola -dice Hucke-Gaete-, lo que nos obliga a plantear la alerta respecto de lo que ha pasado y podr铆a seguir pasando con colisiones entre embarcaci贸n y ballenas鈥, enfatiza. Cabe mencionar que ya se han producido colisiones fatales en esta 谩rea (2009, 2014 y 2017), as铆 como muertes por enredo en centros de cultivo de salm贸n durante 2007 y 2020. Bedri帽ana-Romano, por su parte, agrega que la intensidad de tr谩fico es tal en esta zona que si lo compar谩ramos con lo que ocurre en tierra, 鈥渆sta ser铆a equivalente a la Ruta 5 en sus tramos m谩s congestionados鈥.

Las ballenas, como todos los seres vivos, buscan alimentaci贸n en distintos sitios. Los investigadores han aprendido que observando el aumento de la clorofila de la primavera anterior se puede estimar una mayor probabilidad de presencia de ballenas azules. 鈥淟as ballenas no comen clorofila -precisa Bedri帽ana-Romano- pero es un indicador importante de que en los lugares donde aumenta, habr谩 mayor presencia y perfectamente podr铆amos aplicar regulaciones preventivas para ayudar a su conservaci贸n鈥. Hucke-Gaete por su parte hace un llamado a los Servicios P煤blicos a usar esta informaci贸n y trabajar en conjunto con los cient铆ficos para implementar medidas de protecci贸n adecuada. 鈥淟levamos 16 a帽os marcando ballenas -plantea-, pero pese a esto la investigaci贸n cient铆fica va muy por detr谩s del avance de sectores productivos como la salmonicultura o el tr谩fico de embarcaciones tur铆sticas y de carga. Por ello necesitamos aumentar considerablemente el esfuerzo de investigaci贸n para proteger a estas especies fundamentales en los ecosistemas de la Patagonia鈥.

—–

Vea la animaci贸n realizada a聽partir de datos satelitales para demostrar las dificultades de una ballena azul al desplazarse en una zona con alto tra虂fico de embarcaciones (el punto azul 馃數 es una ballena tratando de cumplir la difi虂cil misio虂n de alimentarse) Acceso a Animaci贸n.

Acceso a la publicaci贸n en Revista Nature
T铆tulo original: Defining priority areas for blue whale conservation and investigating overlap with vessel traffic in Chilean Patagonia, using a fast-fitting movement model)

Fotos: Centro Ballena Azul-Universidad Austral de Chile

Noticias

Noticias Relacionadas

Programa

Austral Patagonia